La UVa Informa

Los decanos de las facultades de Medicina piden un plan para renovar las plantillas

Ricardo Rigual, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valladolid, portada de Diario Médico

El decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valladolid, Ricardo Rigual, es hoy portada en la edición del Diario Médico. El presidente de la Conferencia Nacional de Decanos afirma en la información que "el envejecimiento de las plantillas es una situación generalizada en las facultades de Medicina, y todavía más acusada en algunas áreas clínicas en las que sus profesores estables (catedráticos y titulares) desarrollan sus tareas asistenciales en un hospital universitario". La solución, en su opinión, está en que "los responsables universitarios y los políticos del ámbito educativo y sanitario nos pongamos de acuerdo para diseñar planes especiales para renovar a los profesores vinculados, como se está haciendo en algunas autonomías, como Castilla y León".

[25/02/2015] febrero 2015
Gabinete de Comunicación UVa
Valladolid
 imprimir

Para Rigual, la principal causa del envejecimiento de las plantillas es la falta de atractivo para ser profesor vinculado y la dificultad para lograr la acreditación. "No se valora lo suficiente la labor asistencial a la que dedican una gran parte de jornada y para la acreditación sólo se tiene en cuenta la experiencia docente e investigadora".


Cree que la Aneca, responsable de la acreditación de los profesores estables (profesor contratado doctor, profesor titular o catedrático), "debería tener en cuenta la labor asistencial sin menoscabo de la valoración de las tareas docentes e investigadoras", y que es fundamental hacer más atractiva la figura del profesor vinculado, modificando la normativa de 1986, y que el esfuerzo adicional que requiere convertirse en vinculado sea recompensado.


Además, el presidente de los decanos confía en que la modificación del decreto de acreditación de profesores docentes -que previsiblemente se aprobará antes de verano "ayude a mejorar la situación".


CONSECUENCIAS
Las consecuencias de la falta de relevo generacional en las facultades son graves para Rigual: "La calidad de nuestras facultades disminuirá y en el ámbito académico la formación de los futuros médicos se verá mermada. Los hospitales universitarios, además, perderán la posibilidad de tener a profesionales muy motivados para las tareas investigadoras y el sistema I+D+i y la asistencia de vanguardia, que siempre va unida a una investigación de excelencia, se resentirán".


El presidente de los decanos está convencido de que esta situación se ha visto agravada por la crisis económica. "Cuando las facultades disponían de profesores acreditados, las plazas no podían salir a concurso por la tasa de reposición del 10%". En este aspecto, reconoce que la situación "mejorará algo" cuando salgan más plazas a concurso con la tasa de reposición en el 50%.


Otro problema es que los docentes acreditados están concentrados en departamentos con una mayor tradición investigadora. "Habría que potenciar la movilidad. En el caso de los vinculados es complicada, porque para que cambie de universidad también necesita hacerlo de hospital y para que le interese este cambio debe promocionar no sólo en el ámbito académico, también en el asistencial".



Agenda
Fueron portada
INFORMACIÓN CARGADA POR: Gabinete de Comunicación