La UVa Informa

El Consejo Social de la Universidad de Valladolid propone una progresiva especialización de las universidades de Castilla y León

Presenta el documento “Reflexiones sobre la oferta de titulaciones de la Universidad de Valladolid”, aprobado por unanimidad de sus miembros

Cuestiona la permanencia de titulaciones sin demanda suficiente y aboga por compaginar la oferta de titulaciones con la extensión del conocimiento y la empleabilidad, ante el desajuste entre la demanda formativa y la del mercado

Denuncia que aunque la inserción laboral de los egresados de la UVa supera la media nacional y regional, solo 2 de cada 6 ocupa puestos de trabajo que requieren formación universitaria

Asegura que se causa un grave perjuicio a los estudiantes ofertándoles formación sin salida profesional

El Consejo Social de la Universidad de Valladolid propone una racionalización de la actividad del conjunto de las Universidades de Castilla y León promoviendo una especialización progresiva de ellas y de sus campus periféricos, para que busquen la excelencia en las áreas de conocimiento en las que destaquen en detrimento de aquellas con menor nivel de calidad. No obstante, matiza que ello deberá ir unido a un apropiado sistema de becas de movilidad para garantizar el acceso en igualdad a las enseñanzas universitarias

[03/03/2015] marzo 2015
Gabinete de Comunicación UVa
Valladolid
 imprimir

Así se recoge en el documento “Reflexiones sobre la oferta de titulaciones de la Universidad de Valladolid” presentado hoy y que ha sido aprobado por unanimidad de todos los miembros de este órgano de participación de la sociedad en la Universidad.

El documento constituye el primero de una serie de reflexiones que va a realizar el Consejo Social sobre diferentes aspectos de esta institución dirigidas tanto a la propia comunidad universitaria, como a los Consejos Sociales de las restantes universidades públicas de la región, autoridades educativas y sociedad en general.

Según explicó Gerardo Gutiérrez, presidente del Consejo Social de la UVa, el informe presentado hoy tiene como objetivo contribuir a poner orden en el caótico mapa de titulaciones y revisar los criterios de diseño de los planes de estudio, para hacer frente al surgimiento de nuevas profesiones, la frustración laboral de muchos egresados y una calidad formativa a la baja.

Con ello, se pretende mejorar la oferta formativa de esta institución que, a su juicio, debe atender a la demanda global, económica y social, presente y futura, combinando la idea de la eficiencia económica de los estudios con la de la rentabilidad social.

Así, entre otras cuestiones, el documento indica que la planificación de las titulaciones debe realizarse compaginando la demanda de los distintos estudios con la extensión general del conocimiento y la empleabilidad derivada de los mismos, incentivando los poco demandados pero con relevancia profesional en 10 años y desincentivando la demanda que conduce a la frustración laboral.

De lo contrario, denuncia que se causa un perjuicio extraordinario a los estudiantes ofertándoles una formación sin ninguna salida profesional o con tasas de empleabilidad mínima.

En este sentido, Gerardo Gutiérrez avanzó algunos resultados del informe “Inserción Laboral de los egresados universitario. La perspectiva de afiliación a la Seguridad Social” realizado por la Conferencia de Consejos Sociales en colaboración con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y que será presentado en breve.

Este informe refleja que de cada 6 egresados en la Universidad de Valladolid, al cabo de un año cuatro de ellos están en el paro, uno trabaja en puestos que requieren titulación universitaria y otro en puestos que no precisan esa cualificación; al cabo de 4 años, solo 2 de esos titulados están en el paro, mientras que 2 ocupan puestos de trabajo sin cualificación universitaria y otros 2 están en trabajos que requieren titulación.

A pesar de ello, Gerardo Gutiérrez precisó que los datos de la Universidad de Valladolid son ligeramente mejores que los de la media de las universidades de Castilla y León y de las del conjunto de España.


Desajuste
Según el Consejo Social de la Universidad de Valladolid, todo esto pone de relieve el desajuste importante que existe entre el tipo de formación que demanda el mercado de trabajo y la elección formativa realizada por los estudiantes.

Por ello insiste en que es preciso conjugar la empleabilidad con la extensión general del conocimiento y trabajar mejor en la orientación profesional de los estudiantes de Enseñanza Secundaria para evitar demandas justificadas por falsas expectativas.

Asimismo, señala que se debe cuestionar la permanencia de titulaciones sin demanda suficiente y considera que en la confección de los planes de estudio se debe contar con el criterio de los colegios profesionales, empresas y asociaciones sindicales y empresariales del entorno para tener una visión más cercana de la realidad.

También estima que se debe reforzar materias que aseguren una formación básica transversal y compaginar la formación propia de ciencias o Ingeniería con Humanidades o Ciencias Sociales mediante a posibilidad de cursar asignaturas optativas.

En todo caso, el Consejo Social de la UVa matiza que las modificaciones en el mapa de titulaciones deben realizarse sin cambios bruscos y alerta sobre la perturbación que sobre la estabilidad del sistema universitario se produce como consecuencia del nuevo modelo de organización de grados y másteres, al tiempo que destaca que tampoco contribuye a la seguridad jurídica de las titulaciones la falta de uniformidad derivada del hecho de que cada universidad pueda decidir la duración de estos estudios.

La exigencia fundamental es formular un mapa de titulaciones estable, consecuencia de un acuerdo amplio que ponga en valor las posiciones comunes y relega el resalte de las diferencias, concluye en su informe el Consejo Social de la UVa, que precisa que ahora corresponde a la Consejería de Educación liderar el proceso de reforma del mapa de titulaciones desde el Consejo de Universidades de Castilla y León a partir de un debate con la participación activa de la comunidad universitaria y los distintos agentes económicos y sociales.

Sobre el Consejo Social de la Universidad de Valladolid

El Consejo Social de la Universidad de Valladolid es el órgano de participación de la Sociedad en el gobierno de dicha Universidad. Está integrado por representantes de la universidad y personalidades de la vida cultural, profesional, económica, laboral y social.

Sus actividades se centran fundamentalmente en el ejercicio de las competencias que tiene legalmente atribuidas y en la promoción de iniciativas tendentes a fomentar las relaciones entre la Universidad y la Sociedad.

El presidente del Consejo social, Gerardo Gutiérrez (a la derecha), junto al secretario, Pedro Valerio, durante la rueda de prensa.
[El presidente del Consejo social, Gerardo Gutiérrez (a la derecha), junto al secretario, Pedro Valerio, durante la rueda de prensa.]



Agenda
Fueron portada
INFORMACIÓN CARGADA POR: Gabinete de Comunicación