La UVa Informa

LA COLECCIÓN DE VACIADOS DE LA UNIVERSIDAD

[17/06/2016] junio 2016
©De los textos e imágenes: Museo de la Universidad de Valladolid (MUVa)
 imprimir

Puede resultar dura y hasta enojosa la lectura de esta entrega de Historia y Patrimonio. No se ha querido hacer un catálogo de los vaciados en yeso que tuvo la Universidad, entre otros motivos porque las pérdidas suman más que las conservadas. Pero sirva este trabajo, a manera de tardía reparación, para mantener la memoria de tanto material pedagógico destruido, porque bien está si lo consumió el uso pero si los causantes han sido la falta de interés, la incuria o la frivolidad habrá que meditar sobre los hechos que provocaron su desaparición para que la herencia recibida no continúe mermando.


El gusto por coleccionar vaciados de obras ejemplares de la antigüedad clásica se inició en Francia e Italia durante el siglo XVI. A partir de entonces este coleccionismo, culto y elegante, se multiplicó en Europa gracias a monarcas y aristócratas. También academias, escuelas de bellas artes y universidades se interesaron por reunir esta clase de estatutaria sirviéndose de ella como elemento de apoyo a sus enseñanzas artísticas o históricas. En este sentido, es interesante recordar el consejo que G. B. Armenini, en su tratado De’ veri precetti della pittura (Bolonia, 1587), da a los futuros artistas sobre los vaciados como herramienta para el aprendizaje del dibujo porque, según él “son réplicas de toda confianza, de precio insignificante, ligeras fácilmente transportables a todos los países”, útiles para componer y desarrollar temas, tanto en pintura como en escultura, completando la labor que hacían los grabados y las estampas.


Hasta el siglo XIX no surgirán en Europa los primeros museos de vaciados, o gipsotecas (del griego gypsos [yeso] y theke [caja o depósito]), que tuvieron como objetivo custodiar y reunir los modelos en yeso de las obras de arte clásico, medieval y moderno más importantes y populares de la cultura occidental así como concederles, mediante su exposición permanente, una función pedagógica y social.


En España el interés por adquirir reproducciones se remonta al nacimiento de la Real Academia de San Fernando en 1752 que tuvo posteriormente entre sus funciones la de facilitar vaciados para la enseñanza al resto de las academias y escuelas de arte españolas. En 1877 por iniciativa de Cánovas del Castillo se creó el Museo Nacional de Reproducciones Artísticas con la compra de 156 vaciados de los mármoles del Partenón.


Quizás sea la colección que posee la Universidad hispalense, procedente en parte de la Academia de las Tres Nobles Artes de Sevilla, la más importante de entre las universitarias españolas; sus piezas, después un arduo trabajo de investigación y restauración, se han reunido en un proyecto expositivo. Por su parte, la de Valladolid contó con una notable colección de vaciados artísticos que, sospechamos alcanzó el centenar de obras. Su impulsor fue Cayetano de Mergelina y Luna, rector entre 1939 y 1951, decano de la facultad de Filosofía y Letras, y director del Seminario de Arte y Arqueología, quien, durante su ejemplar gestión, invirtió parte de sus esfuerzos en modernizar la Universidad respetando su pasado para que ésta se pusiese al nivel del resto de las españolas y recobrase su prestigio.


Las piezas adquiridas se distribuyeron entre el edificio principal de la Universidad, donde se hallaban instaladas las facultades de Derecho, Filosofía y Letras, y Ciencias, el palacio de Santa Cruz, sede entonces de los seminarios de Arte, Historia y Derecho así como del rectorado, y el Colegio del mismo nombre.


Los vaciados procedían de los talleres del Museo de Reproducciones Artísticas, Academia de Bellas Artes de San Fernando y Servicio de Defensa del Patrimonio Nacional, y la mayor parte fueron realizadas por Alberto Sánchez Aspe († 1981), formador en San Fernando y Ayudante de servicios especiales en el Museo de Reproducciones. También se adquirieron en la firma comercial madrileña de Clemente Alonso (c/ Bordadores, 6) especializada en vaciados que se declaraba heredera del taller de Bartolozzi, uno de los de mayor prestigio nacional que había surtido con numerosas piezas al Museo de Reproducciones.


Por desgracia y debido a la incapacidad de muchos de conceder valor al pasado, sólo conservamos una treintena.

APOXIOMENOS y VENUS en el paraninfo
Los primeros vaciados de los que hay constancia en nuestra institución se situaron en las rinconeras del testero del antiguo paraninfo, construido por los arquitectos Teodosio Torres y Emilio Baeza e inaugurado en la apertura del curso académico 1924-1925. Se trataba de dos esculturas en yeso copias de la VENUS DE MILO y del APOXIOMENOS, procedían del Museo de Reproducciones Artísticas y se colocaron en este salón para contribuir a su ornato.


La ocupación que sufrió la Universidad en 1938 para instalar en ella a la Subsecretaría General del Movimiento y otros servicios del Ministerio de Orden Público supuso la desarticulación de muchos de sus salones entre ellos el paraninfo. El 19 de febrero de 1938 el rector Julián María Esteban Rubio envió un telegrama con este motivo al ministro de Educación Nacional comunicándole, entre otras cosas, que tanto la Venus de Milo como el Apoxiomenos habían desaparecido y que el rectorado desconocida su paradero “aunque éste tenga sospechas probables de su desplazamiento”.


Ignoramos la suerte que corrieron pero, por fortuna, las conocemos gracias a varias de fotografías del salón tomadas en la década de 1920. Tanto la Venus [original, mármol coralítico. Finales del sg. II a. C. Museo del Louvre] en el ángulo suroeste del paraninfo, como el Apoxiomenos [copia romana en mármol del original de Lisipo. 2ª m. sg. IV. a. C. Museo Vaticano], en el ángulo noroeste, eran piezas de excelente calidad, de tamaño mayor del natural.

Un impulso ornamental: vaciados para la Universidad y el jardín de su Colegio
Documentos gráficos como la acuarela del pintor Antonio Maffei titulada “Jardín del Colegio Mayor de Santa Cruz” (1946. Col. de Historia y Arte. MUVa) y decenas de fotografías tomadas de ese jardín en la década de 1940-1950 demuestran que estuvo decorado por, al menos, una docena de vaciados de yeso.


En estas imágenes se pueden identificar el SPINARIO [bronce. Sg. I a. C. Museos Capitolinos. Roma], LUCHADORES [original romano de mármol. Sg. I d. C. Galería Uffizi. Florencia], ADONIS [pieza helenístico-romana, mármol griego. Museo del Prado], dos copias del célebre ESCLAVO de Miguel Ángel [h. 1513. Museo del Louvre] y GIULIANO DE MEDICI [fragmento del sepulcro. Miguel Ángel. 1519-1534. San Lorenzo. Florencia] que sustituyó en 1944 a un vaciado del Dante [original de J. Suñol. 1864. Museo del Prado].


Colocadas encima de dos escudos pertenecientes al entonces Museo Arqueológico (MUVa) que flanqueaban la puerta de acceso al Colegio se disponían sendas CABEZAS. La decoración se completaba con dos pequeñas GÁRGOLAS de yeso, otra más grande en piedra y una estela, del mismo material, flanqueando las esquinas del estanque. En los ángulos del Palacio había dos leones en piedra con el escudo de Castilla (aún en el jardín) y en el ángulo izquierdo del Colegio un León con escudo de la Universidad (Col. de Historia y Arte. MUVa).


Los vaciados formaron parte de la “colección de estatuas con destino a esta Universidad, patinadas según indicación del señor Sánchez Cantón” [por entonces Subdirector del Museo del Prado] que, procedente del Taller de Vaciado de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, se envió a la Universidad con fecha del 13 de agosto de 1940.


Las duras condiciones climatológicas que durante años soportaron, además de daños, provocaron su paulatina degradación; así en junio de 1944 se pagó al jardinero por pintar con silicato las “figuras de escayola del Jardín del Colegio de Santa Cruz” aunque el remedio no fue muy efectivo pues en septiembre se remuneró al escultor y decorador Nicolás López por el arreglo de “las figuras de escayola del jardín, retoque general de todas ellas y lijado”.


Por otras fotografías, obtenidas en 1940-1941, se comprueba que un vaciado del APOLINO [mármol del sg. I a. C. Galería Uffizi] se dispuso en una hornacina de la escalera principal del edificio central de la Universidad y que la sala de profesores de la Facultad de Historia albergaba otro del FAUNO CON SIRINGA [copia romana de un ejemplar griego del sg. IV. Galería Uffizi] que en 1947-1948 se trasladó al Colegio mayor de Santa Cruz. Respecto al primero no volvemos a saber nada más, ni siquiera cuando desapareció de la escalera principal; en cambio, en la Colección de Ciencias Naturales del MUVa (Colegio García Quintana) se conserva desde los años 60 el Fauno con Siringa al igual que otro FAUNO FLAUTISTA, adquirido por la Universidad en 1946 al taller de vaciado de la Academia de San Fernando [copia romana de un original del sg. IV a .C. Museo del Louvre], los cuales han sido restaurados recientemente por el MUVa

Imágenes de devoción
Si las reproducciones de obras ejemplares de la estatutaria clásica y moderna acercaban el arte y la cultura de periodos tan significativos a los alumnos, no menos importante pretendió ser en la reproducción de obras religiosas. Además se pensaba que los vaciados de temática sacra eran la forma más adecuada para “resolver, de alguna manera, el gran problema del moderno arte religioso”, según el Marqués de Lozoya, ya que “las imágenes modernas con que una industria poco escrupulosa provee a las necesidades del culto [refiriéndose a las escuelas de San Sulpicio y de Olot] no tienen el mínimo de dignidad artística que pueda satisfacer a un espíritu medianamente cultivado”.


Conocedor el rector Mergelina de que el Servicio de Defensa del Patrimonio Artístico Nacional, nacido después de la Guerra Civil, hacía reproducciones de imágenes con el fin de dignificar el culto religioso en los templos y organismos que carecían de medios para adquirir obras de arte, solicitó en 1943 al Director General de Bellas Artes dos vaciados para la Universidad: un CRUCIFIJO copia del llamado de los Agonizantes, original de Juan Sánchez Barba (1602-1673) hoy en el Oratorio del Caballero de Gracia de Madrid, para que presidiera el salón de actos y una INMACULADA, copia de la atribuida a Luisa Roldán (1652-1706) en el convento de las Trinitarias de Madrid, con destino a la capilla universitaria.


Ambas piezas se recibieron en agosto de 1944 pero ninguna tuvo el destino previsto. El Cristo, marmoleado por el pintor Mariano García Maestro, se instaló en el imafronte del desembarco de la escalera del edificio principal de la Universidad, sobre la puerta que daba acceso a la sala de profesores, en donde todavía se puede contemplar, al haber ocupado su lugar un Crucifijo de marfil depositado por el Museo Nacional de Escultura al que se reintegró por O.M. en 2006. La Inmaculada, policromada por dicho artista, se colocó primero en el Seminario de Arte y Arqueología como se aprecia en una fotografía de 1944-1945, y al año siguiente se trasladó a una hornacina del patio de Colegio mayor donde aún permanece.

Yesos para el Museo Arqueológico de Valladolid
Una Orden de 19 de junio de 1941 concedía al Museo Arqueológico de Valladolid, que entonces se hallaba ubicado en el Palacio de Santa Cruz, una colección de vaciados del Museo de Reproducciones Artísticas. Sin embargo su cumplimiento se fue retrasando hasta que en 1944 Mergelina visitó aquel Museo para saber en qué situación se encontraba lo ordenado. El maestro vaciador Alberto Sánchez Aspe comunicó los deseos del rector y en enero de 1945 el secretario notificó a la Universidad que la colección estaba lista para ser embalada y transportada a Valladolid. Por desdicha no hemos hallado inventario de las piezas remitidas en aquel momento.


El motivo de la preocupación del rector se debía a que el Museo Arqueológico no sólo estaba en un edificio adscrito a la Universidad sino que, por Orden de 4 de septiembre de 1940, quedó incorporado a ésta hasta 1967. Incluso el 13 de noviembre de 1943 el Ministerio aprobó un proyecto del arquitecto Constantino Candeira para habilitar la Hospedería de Santa Cruz como museo, el cual nunca se materializó continuando las colecciones arqueológicas instaladas en la 3ª planta del Palacio. Los vaciados por consiguiente contribuían “magníficamente para la enseñanza de los alumnos de la Facultad de Filosofía y Letras, lo que no podría conseguirse si solo se aspirase a poseer obras originales”.


Varias fotografías tomadas en 1944 o 1945 permiten ver cómo se exponían en la galería Este del patio. La falta del inventario de lo remitido en enero de 1945 impide saber si estas piezas completaban el envío que en 1944 ingresó en el Arqueológico procedente del Museo de Reproducciones Artísticas. En las citadas fotografías se aprecian dos yesos que la Universidad recibió aquel año, lo que nos permite sospechar que los envíos se unieron en un proyecto expositivo común: un DISCÓBOLO [copia romana en mármol de original griego en bronce de h. 450 a. C. Museo Británico] e HYPNOS [copia romana en mármol de original griego en bronce de fines del sg. IV a. C. Museo del Prado] cuyo carácter difiere de la temática peninsular de los que ingresaron en 1944 en el Museo descritos, los ahora conservados en el MUVa y la sala Cardenal Mendoza de Santa Cruz, como: CAPITEL corintio hispano-romano de la Bética [original en el Museo Arqueológico de Sevilla], CAPITEL de pilastra corintia procedente del templo de la Concordia de Mérida [original en el Museo de Mérida] un relieve del templo de Atenea Nike con DOS VICTORIAS LLEVANDO A UN TORO A SACRIFICAR [original en el Museo de la Acrópolis] se encuentra en el comedor de invitados del Colegio mayor de Santa Cruz.


Entre los perdidos, hemos identificado a la DAMA OFERENTE DEL CERRO DE LOS SANTOS [original del sg. IV-III a. C. Museo Arqueológico Nacional], y un CHRONOS MITHRAICO [original de fines del sg. II d. C. Museo de Mérida]. En el Museo de Valladolid se conserva el ARA SEPULCRAL ROMANA [original en el Museo de Mérida].

Vaciados de la Academia de San Fernando y de la casa comercial Clemente Alonso Díaz
El Taller de Vaciados de la Academia de Bellas Artes de San Fernando, dirigido por Alberto Sánchez Aspe, remitió el 21 de noviembre de 1944 a Mergelina, como director del Seminario de Arte y Arqueología, once esculturas en yeso. Entre las supervivientes de esta serie se encuentra la sección central del denominado TRONO LUDOVISI o NACIMIENTO DE VENUS [original fechado entre 470- 460 a. C. Museo de las Termas. Roma] cuyo conjunto ocupó primero el testero de la antigua biblioteca de la Facultad de Historia [Palacio de Santa Cruz] según se aprecia en una fotografía de 1944-1945 y ahora se encuentra en el Departamento de Hª Antigua de la Facultad de Filosofía y Letras; un RELIEVE DEL ANTEPECHO DEL TEMPLO DE LA VICTORIA [original de h. 410 a. C., procede del templo de Atenea Nike. Atenas, Museo de la Acrópolis] ahora en el Laboratorio de Hª Antigua; y una escultura de MINERVA [copia romana de un original griego del sg. V a. C. Museo del Prado]. Como en la Universidad se conservan dos figuras idénticas de la misma escultura, una en la escalera del Palacio de Santa Cruz (con pero sin escudo ni lanza) y otra en el Laboratorio de Hª Antigua (sin brazo derecho y una rotura a la altura de su codo izquierdo), no podemos concretar si alguna corresponde a este envío o si pertenecen a los remitidos por la casa comercial de Clemente Alonso los días 25 de noviembre de 1944 y 12 de enero de 1945. De lo que no hay duda es que la Minerva que está en la escalera del Palacio se hallaba en el despacho de dirección del Colegio (1945-1946), otra en el despacho del Rector Mergelina (1947-1948) y otra Seminario de Arte y Arqueología (1951-1952).


Otros testimonios gráficos permiten conocer diferentess vaciados de este mismo envío. Al antiguo Seminario de Hª Moderna “Simancas”, entonces en el Palacio de Santa Cruz, se destinó un BUSTO DE CARLOS V [original en bronce. Pompeo y Leone Leoni. H. 1553. Museo del Prado] y, al Seminario de Arte y Arqueología, una VIRGEN gótica sobre una MÉNSULA del mismo estilo ambos desaparecidos, al igual que la NIÑA DE LA CONCHA, el relieve asirio de LEONA HERIDA, un BUSTO DE LOPE DE VEGA, y los ya citados vaciados del DISCÓBOLO e HYPNOS.


El resto de las piezas adquiridas por la Universidad, aproximadamente unas 70 repartidas en seis pedidos, se compraron a la casa comercial de Clemente Alonso Díaz y, aunque en la documentación figure el Seminario de Arte y Arqueología como destinatario de las mismas lo cierto es que se distribuyeron por otros espacios de la Facultad de Historia y del Colegio mayor de Santa Cruz.


El primer envío documentado tiene fecha del 25 de noviembre de 1944. De él ha sobrevivido la denominada CABEZA DE AQUILES [en realidad Cabeza del Ares Borghese] que decoró la antigua sala de estudio (luego biblioteca) de la Facultad y ahora está en el Departamento de Hª Antigua; el descrito como RIO de Miguel Ángel [en realidad representación de uno de los dioses fluviales de la Fuente del Océano de Giambologna situada en los Jardines Boboli], primero en el Seminario de Arte y Arqueología y ahora en el Laboratorio de Hª Antigua; una de las citadas MINERVAS y un MERCURIO de Juan de Bolonia que podría ser alguno de los que pasaron por el Seminario de Arte y Arqueología (1944-1945) o por el despacho de dirección del Colegio mayor de Santa Cruz (1945-1946).


Lo mismo sucede con un vaciado de la VICTORIA DE SAMOTRACIA [original en mármol de Paros. Museo del Louvre. H. 200 a. C.] pues una pieza con la misma descripción se remitió con fecha del 15 de enero de 1945. Por otra fotografía sabemos que uno de los dos vaciados estaba en el Seminario de Arte y Arqueología pero, por sus dimensiones, no debe de ser el mismo que hoy se encuentra en el laboratorio de Hª Antigua. De este mismo envío identificamos el busto femenino descrito como DESCONOCIDA [¿La infanta Leonor de Aragón? por Francesco Laurana. H. 1471. Galería Nacional de Sicilia y Palermo], ahora en el Departamento de Hª del Arte.


Otras piezas de las que tenemos constancia gráfica, 1944-1945, pero que en la actualidad se hallan en paradero desconocido o destruidas son el DISCÓBOLO DE ALCAMENES [copia romana de un original griego de fines del sg. V o comienzos del IV a. C. Museo Vaticano] y el MARTE BORGHESE [copia de un original en mármol de Paros datado en el 420 a. C. Museo del Louvre] fotografiados ambos en el Seminario de Arte y Arqueología; el GLADIADOR COMBATIENDO [original en mármol del sg. I a. C. Museo del Louvre] estaba en 1951-1952 en el Seminario de Arte y Arqueología; y GIULIANO DE MÉDICI tal vez fuese el que decoraba el jardín del Colegio mayor de Santa Cruz desde 1944-1945. Del resto de los vaciados: la FORNARINA de Rafael, FAUNO DANZANDO, VIRGEN DE NUREMBERG y cuatro TANAGRAS [del jarro, de vuelos, bailarina y pay pay] no se vuelve a tener noticia.


La misma empresa remitió el 16 de diciembre de 1944 seis nuevas esculturas. De ellas sólo parece haberse conservado la CABEZA DE DANTE [Museo Arqueológico de Nápoles], hoy en el Laboratorio de Hª Antigua, y entre las perdidas se cuentan tres TANAGRAS [con paloma, con manzana, y sentada], un FAUNO DE LOS PLATILLOS y un FAUNO FLAUTISTA.


El tercer envío corresponde al 12 de enero de 1945. Además de los vaciados ya citados de MINERVA y VICTORIA DE SAMOTRACIA se remitió otro MERCURIO, el busto de la VESTAL TUCCIA [original romano. Museo de Nápoles], ahora en la secretaría del Departamento de Hª Antigua; la CABEZA DE GIULIANO DE MEDICI [original de Miguel Ángel. 1519-1534. San Lorenzo. Florencia] en el Departamento de Hª del Arte; un SAN FRANCISCO [original de Pedro de Mena. H. 1662. Catedral de Toledo] que estuvo (1945-1946) junto con el MOISÉS [original de Miguel Ángel. 1513-1516. San Pietro in Vincoli. Roma] en una de las crujías altas del claustro del Colegio mayor y ahora, el segundo, decora su “sala de estar”. Disponemos también de imagen de un busto de CERVANTES, instalado (1944-1945) en el antiguo Seminario “Vázquez de Menchaca” de Derecho Internacional y Derecho Político. Por su parte, es probable que una CABEZA ARCAICA fuese el pequeño vaciado que decoraba el despacho de dirección del Colegio (1945-1946). Nada sabemos sobre el PERSEO BRONCEADO, NICOLÁS DE CUSANO y un CRISTO BIZANTINO.


Del cuarto envío, fechado el 28 de marzo de 1945, se ha conservado el vaciado de CERES MATTEI [original en mármol de Paros. siglo III a. C. Museo Vaticano.] colocado en la escalera del Palacio de Santa Cruz, los bustos de CICERÓN, AGRIPA, SENECA, existentes en el Laboratorio de Hª Antigua, el de DEMÓSTENES en el MUVa, y el descrito en la documentación como MUJER DE DONATELLO [en realidad copia del busto de la Belle florentine o Santa Constanza. Desiderio da Settignano. H. 1460-1470] en el Departamento de Hª del Arte. Entre las piezas desaparecidas se cuentan un busto de ARISTÓTELES, otro de GOYA, DANTE SENTADO, AMAZONA BRONCEADA, DIANA DE GABIES, dos CRISTOS ROMÁNICOS y dos TANAGRAS [de la manzana y bailarina].


Por desgracia, del quinto no hemos localizado su inventario, tan sólo ha aparecido a factura del 14 de abril de 1945 por transportar cuatro cajas de figuras. Es probable que en él viniese una de las piezas conservadas que no hemos podido documentar: BUSTO DE NEFERTITI [original en piedra caliza y yeso. 1550 y 1295 a. C. Museo de Berlín] hoy en el Departamento de Hª Antigua.


El último envío del que tenemos constancia produjo el 20 de noviembre de 1952. De él conservamos una CABECITA DE VENUS, muy maltratada, y un RELIEVE renacentista en el MUVa y, se encuentran en paradero desconocido o destruidos, el PENSADOR y el ESCLAVO de Miguel Ángel, el GALO MORIBUNDO, una VIRGEN GÓTICA, el DISCÓBOLO de Mirón, la DAMA DE ELCHE (imagen institucional durante muchos años del Seminario de Arte y Arqueología) un GRUPO DE LUCHADORES, cuatro TANAGRAS y cinco RELIEVES.

Por último señalamos que la existencia de otros vaciados que no hemos logrado documentar: la VIRGEN CON EL NIÑO [original en alabastro. Felipe Bigarny. 1536-1542. Museo Nacional de Escultura], en el Palacio de Santa Cruz, y la SAGRADA FAMILIA [original de Gabriel Yoly. 1535. Museo Nacional de Escultura] en un salón del Colegio. Como en el catálogo de la casa de vaciados Clemente Alonso no aparecen descritas tales piezas, es probable que ambas fuesen realizadas en el taller de San Fernando o, mejor, en el del Servicio de Defensa de Patrimonio Nacional, ya que la primera se instaló en 1933 el Museo y la segunda, procedente de aquel servicio, ingresó en él en el año 1941.


Documentación:
Au. Libro 2.400, fol. 169r.
AU: Legajos 328, factura 97.; 1569, s.f.; 3258 s.f.; 4488 s.f.; 4490, s.f.; 4499 s.f.; 7199 s.f.; y 7296, s.f.

Catálogos: Casa Bartolozzi, esculturas y reproducciones artísticas. Catálogo de Reproducciones. Madrid, 1930.; Clemente Alonso, sucesor de Bartolozzi, esculturas clásicas y reproducciones artísticas. Catálogo de reproducciones. Madrid, S.A.; Comisaria General del Servicio de Defensa del Patrimonio Artístico Nacional. Imaginería religiosa producida en los talleres del servicio. Madrid, 1945.


Bibliografía:
Sobre los vaciados de la Universidad de Sevilla: M. P. FRANCO RUFINO. “La restauración de la colección de esculturas vaciadas en yeso de la Universidad de Sevilla” en I Congreso Internacional: El Patrimonio cultural y natural como motor de desarrollo: investigación e innovación. Sevilla, 2012.; VV.AA. Yesos. Gipsoteca de la Universidad De Sevilla. Sevilla, 2015.
Memorias de los Museos Arqueológicos Provinciales (año 1944 y 1945)
Sobre los vaciados de la Universidad de Valladolid: R. GARCÍA GONZÁLEZ. “El incendio de la Universidad de Valladolid en el año 1939” en Historia de la Universidad de Valladolid, vol. II, 1989.; M.ª J. MARTÍNEZ RUÍZ. “Jardín del Colegio Mayor de Santa Cruz” en Tradición y Futuro: la Universidad de Valladolid a través de nueve siglos. Valladolid, 2002.; J. URREA y M.ª ARANDA. “Nuevas imágenes del edificio y contenido histórico de la Universidad de Valladolid” Boletín de la Real Academia de la Purísima Concepción, n.º 45 (2010).
Sobre el Museo de Reproducciones Artísticas: M.ª J. ALMAGRO GORBEA. Catálogo de Arte Clásico. Madrid, 1984.; ID. Catálogo de Arte Medieval. Madrid, 1998.; ID. Catálogo de Arte Egipcio y Caldeo-Asirio. Madrid, 2005.; Algunos estatutarios de los siglos XV al XVII. Madrid, 2014.

 

Venus de Milo y Apoxiomenos en el paraninfo, h. 1924
[Venus de Milo y Apoxiomenos en el paraninfo, h. 1924]
Jardín del Colegio de Santa Cruz. 1944-1945 (arriba) y 1945-1946 (abajo)

Jardín del Colegio de Santa Cruz. 1944-1945 (arriba) y 1945-1946 (abajo)

Faunos en la col. de Ciencias Naturales. Sánchez Aspe, 1946 (izq.) y h. 1940 (der.)

Faunos en la col. de Ciencias Naturales. Sánchez Aspe, 1946 (izq.) y h. 1940 (der.)

Inmaculada y Crucificado, 1943-1944. Servicio de Defensa del Patrimonio Artístico Nacional. Colegio de Santa Cruz y escalera central de la Universidad

Inmaculada y Crucificado, 1943-1944. Servicio de Defensa del Patrimonio Artístico Nacional. Colegio de Santa Cruz y escalera central de la Universidad

Museo Arqueológico instalado en el Palacio de Santa Cruz, después de 1944-1945

Museo Arqueológico instalado en el Palacio de Santa Cruz, después de 1944-1945

Capiteles, 1944. Alberto Sánchez Aspe. Sala Cardenal Mendoza (arriba) y despacho del MUVa (abajo) en el Palacio de Santa Cruz

Capiteles, 1944. Alberto Sánchez Aspe. Sala Cardenal Mendoza (arriba) y despacho del MUVa (abajo) en el Palacio de Santa Cruz

El Nacimiento de Venus, 1944. Sánchez Aspe. Dep. de Historia Antigua

El Nacimiento de Venus, 1944. Sánchez Aspe. Dep. de Historia Antigua

Relieve del Templo de la Victoria, 1944. Sánchez Aspe. Laboratorio de Historia Antigua

Relieve del Templo de la Victoria, 1944. Sánchez Aspe. Laboratorio de Historia Antigua

Minerva, 1944-1945. Palacio de Santa Cruz (izq.) y laboratorio de Historia Antigua (der.). Dirección del Colegio de Santa Cruz. Curso 1945-1946 (abajo)

Minerva, 1944-1945. Palacio de Santa Cruz (izq.) y laboratorio de Historia Antigua (der.). Dirección del Colegio de Santa Cruz. Curso 1945-1946 (abajo)

Mercurio. Despacho de dirección del Colegio. 1945-1946

Mercurio. Despacho de dirección del Colegio. 1945-1946

Dios Fluvial, 1944. Clemente Alonso Díaz. Laboratorio de Historia Antigua (izquierda). Moisés, 1945. Clemente Alonso Díaz. Colegio de Santa Cruz (derecha)

Dios Fluvial, 1944. Clemente Alonso Díaz. Laboratorio de Historia Antigua (izquierda). Moisés, 1945. Clemente Alonso Díaz. Colegio de Santa Cruz (derecha)

Dante, 1944. Clemente Alonso Díaz. Laboratorio de Historia Antigua (arriba). Vestal, 1945. Clemente Alonso Díaz. Secretaría del Dep. de Historia Antigua (abajo)

Dante, 1944. Clemente Alonso Díaz. Laboratorio de Historia Antigua (arriba). Vestal, 1945. Clemente Alonso Díaz. Secretaría del Dep. de Historia Antigua (abajo)

Ceres Mattei, 1945. Clemente Alonso Díaz. Palacio de Santa Cruz

Ceres Mattei, 1945. Clemente Alonso Díaz. Palacio de Santa Cruz

Victoria de Samotracia, 1944-1945. Clemente Alonso Díaz. Laboratorio de Historia Antigua (izq.). Cabeza de Aquiles, 1944. Clemente Alonso Díaz. Dep. de Historia Antigua (der.)

Victoria de Samotracia, 1944-1945. Clemente Alonso Díaz. Laboratorio de Historia Antigua (izq.). Cabeza de Aquiles, 1944. Clemente Alonso Díaz. Dep. de Historia Antigua (der.)

Cicerón (arriba izq.), Agripa (arriba der.) y Séneca (abajo izq.), 1945. Clemente Alonso Díaz. Laboratorio de Historia Antigua. Demóstenes (abajo der.) 1945. Clemente Alonso Díaz. MUVa

Cicerón (arriba izq.), Agripa (arriba der.) y Séneca (abajo izq.), 1945. Clemente Alonso Díaz. Laboratorio de Historia Antigua. Demóstenes (abajo der.) 1945. Clemente Alonso Díaz. MUVa

Leonor de Castilla (arriba izq.) 1944, Santa Constanza (arriba der.) y Giuliano de Medici (abajo izq.) 1945. Dep. de Historia del Arte. Nefertiti (abajo der.), h. 1945. Dep. Hª Antigua. Clemente Alonso

Leonor de Castilla (arriba izq.) 1944, Santa Constanza (arriba der.) y Giuliano de Medici (abajo izq.) 1945. Dep. de Historia del Arte. Nefertiti (abajo der.), h. 1945. Dep. Hª Antigua. Clemente Alonso

Virgen con el Niño (izq.), h. 1945, MUVa. Sagrada Familia (der.), h. 1940, Colegio de Santa Cruz

Virgen con el Niño (izq.), h. 1945, MUVa. Sagrada Familia (der.), h. 1940, Colegio de Santa Cruz

Relieve (arriba), 1945. Clemente Alonso, MUVa. Sacrificio (abajo), 1944. Sánchez Aspe, Colegio de Santa Cruz

Relieve (arriba), 1945. Clemente Alonso, MUVa. Sacrificio (abajo), 1944. Sánchez Aspe, Colegio de Santa Cruz

Cabeza de Venus, 1945. Clemente Alonso Díaz. MUVa

Cabeza de Venus, 1945. Clemente Alonso Díaz. MUVa



Agenda
Fueron portada
INFORMACIÓN CARGADA POR: Gabinete de Comunicación
Correcto

¡Envio perfecto!

El envio se ha realizado correctamente.
Hemos recibido tu problema y lo estamos procesando. Puede que tardemos un tiempo, pero ya lo tenemos.
Hemos tenido algun problema

Wops ha ocurrido un error

Hay algun problema con el formulario, algo no esta bien.
Revisa si has escrito correctamente el formulario, si hay texto o si el correo es correcto.
O quizas, el problema es que eres un robot y el captcha ha fallado.

Ayúdanos a mejorar