Aceptación de la Política de cookies

La Universidad de Valladolid asume que usted acepta el uso de cookies. No obstante, muestra información sobre su Política de cookies en cualquier página del portal con cada nuevo inicio de sesión con el objeto de que usted sea consciente.

Usted puede restringir, bloquear o borrar las cookies de cualquier página web, utilizando su navegador. En cada navegador la operativa es diferente, la función de 'Ayuda' le mostrará cómo hacerlo.

Ayuda Aceptar Cerrar

Comunicación

Manifiesto por el Compromiso de las Universidades con la Sociedad

Este manifiesto es el resultado del congreso formativo de cooperación organizado por la ONG OAN Internacional y celebrado este mes en la Universidad de Valladolid

La ONG OAN International, integrada por estudiantes de la Universidad de Valladolid, organizó entre el 9 y el 11 de marzo en la UVa el I Congreso Formativo de Cooperación Internacional de Valladolid. Las vertientes de intervención en los diferentes países, los errores clásicos en cooperación o la innovación científica en este campo fueron algunos de los temas que se abordaron durante estos tres días de la mano de destacadas figuras, como Nicolás Castellanos, antiguo obispo de Palencia y con más de 20 años de experiencia en comunidades de Bolivia con la Fundación Hombres Nuevos; César Velasco, médico preventivista, subdirector del Vall d’Hebron de Barcelona y experto mundial de la OMS en la lucha contra el ébola, y el misionero Chema Caballero, de la ONG DYES, con más de 15 años de experiencia en la reintegración de niños soldados en Sierra Leona.
Resultado de este congreso ha sido el siguiente MANIFIESTO POR EL COMPROMISO DE LAS UNIVERSIDADES CON LA SOCIEDAD

[29/03/2017] March 2017
Gabinete de Comunicación UVa
Valladolid
 imprimir

Las desigualdades socioeconómicas existentes a todas las escalas se han hecho más evidentes en las últimas décadas. La situación a nivel local y global se ha difundido en la sociedad gracias a las nuevas tecnologías. A su vez, diferentes organizaciones nacionales e internacionales han llevado a cabo labores de cooperación en los ámbitos de acción política y social, investigación y sensibilización.

Como resultado se han ido generando iniciativas heterogéneas dirigidas a fomentar un cambio estructural que promueva el bienestar, la equidad y la justicia social desde sectores institucionales. En lo que se refiere al ámbito educativo de las universidades, es mayoritario el cuidado de una buena imagen en materia de valores institucionales de responsabilidad social, sin embargo carece de reflejo en la declaración de misión, visión y ejes de acción de éstas (Gaete Quezada, R. 2011) y las medidas adoptadas han sido insuficientes para capacitar en materias relacionadas con la sensibilización, investigación y formación.

Por ello, consideramos como desafío que la cooperación pase a formar parte del sistema educativo de forma pragmática. Entendiendo los autores del presente manifiesto la cooperación como un conjunto de actuaciones realizadas por agentes públicos y privados con el fin de facilitar el progreso socioeconómico local y global, de manera sostenible y equitativa. La formación en cooperación es clave para que la ciudadanía asuma un rol activo, crítico y responsable en la lucha contra las desigualdades.

Las reclamaciones de este manifiesto no pretenden en ningún caso sustituir o menospreciar otras iniciativas similares de universidades y centros educativos, las cuales realizan una labor encomiable por la inclusión de la formación e investigación sobre cooperación en la Educación. Su único objetivo es sumar y aunar esfuerzos para seguir caminando hacia un panorama educativo ligado indisolublemente a la cooperación en todos los ámbitos.

I. El proceso de globalización genera nuevos mapas productivos, con sus inevitables balances de pérdidas y ganancias (Boisier S., 2005), y las alteraciones forzadas del orden social que éstos llevan asociados. Es necesario comprender los cambios continuos a los que está sometido el mundo y sus consecuencias. El cambio climático, las migraciones, las crisis humanitarias y económicas, la superpoblación, la necesidad de paz y justicia social, la igualdad y el consumo responsable son Objetivos de Desarrollo Sostenible con los que debemos comprometernos. El proceso de sensibilización debe comenzar desde la infancia y acompañarnos durante nuestra formación extendiéndose más allá de la universidad.

II. Se debe fomentar la investigación científica en cooperación (Sebastián J., 2004). La generación de evidencias es imprescindible para avanzar en el diagnóstico de los problemas y la evaluación del impacto de actuaciones de cooperación. Asimismo se deberían fomentar los proyectos de calidad que incorporen la cooperación como aspecto fundamental.

III. Integrar la cooperación en el proceso de formación a lo largo de la vida es indispensable. La eficacia de la cooperación radica en una formación de calidad, real y que forme parte del día a día de colegios, institutos y universidades.

IV. El acceso de los y las universitarias de todas las disciplinas a programas de cooperación es limitado. Existen barreras estructurales para participar en iniciativas que aporten valor social durante la formación. La universidad debe definir su papel y su contribución mediante el establecimiento de estrategias institucionales a medio y largo plazo para canalizar sus capacidades a través de actuaciones integradas y bien focalizadas, evitando un perfil de cooperación disperso y atomizado (Sebastián J., 2006). Solicitamos que organizaciones educativas eliminen estas barreras mediante la difusión de sus programas de cooperación, adecuación de los procesos de participación y generación de nuevas oportunidades.

V. La sostenibilidad de la cooperación a nivel local e internacional es crucial. Financiar cooperación es invertir en progreso. Desde la comunidad estudiantil queremos trasladar nuestro compromiso para construir un mundo más equitativo y solicitamos a las instituciones el apoyo en nuestro empeño. El aporte crucial de las universidades para que la cooperación tenga un impacto a largo plazo debe manifestarse en su contribución a la creación y difusión de marcos cognitivos nuevos, contemporáneos y pertinentes para dar respaldo científico a las intervenciones de la propia sociedad (Boisier S., 2005).

VI. Es fundamental divulgar y sensibilizar de la importancia de la cooperación. Conocer es saber, la sociedad en su conjunto tiene el derecho a recibir información sobre el impacto de la cooperación en la vida de las personas. La universalización y la accesibilidad del conocimiento son indispensables para construir una sociedad justa, activa y comprometida con la desigualdad social a nivel local y global.

VII. El ritmo trepidante de la globalización avanza de manera desigual, dejando al margen a las personas más vulnerables. Hoy en día, son posibles las acciones, académicas y políticas, que se orientan hacia la integración de los aspectos económicos con los sociales, culturales y ecológicos (Flores M., 2007). Queremos hacer un llamamiento a la ciudadanía para que promueva estas acciones cooperativas en su comunidad y se convierta en agente de cambio. La cooperación es un motor de progreso que reequilibra las desigualdades y contribuye a garantizar el cumplimiento de los derechos humanos.

Conclusión

La formación en cooperación es indispensable. Solicitamos a las universidades y a los agentes involucrados en educación y formación que se adhieran a las reclamaciones de este Manifiesto, firmado en Valladolid, a 11 de marzo de 2017.

 

Antigua web Comunicación



Ha sido noticia
Catálogo Actividad Investigación
Correcto

¡Envío perfecto!

El envío se ha realizado correctamente.
Hemos recibido tu problema y lo estamos procesando. Puede que tardemos un tiempo, pero ya lo tenemos.
Hemos tenido algun problema

Wops ha ocurrido un error

Hay algun problema con el formulario, algo no esta bien.
Revisa si has escrito correctamente el formulario, si hay texto o si el correo es correcto.
O quizaá, el problema es que eres un robot y el captcha ha fallado.

Ayúdanos a mejorar