Comunicación para los medios http://comunicacion.uva.es/opencms/rss/comunicacionparalosmedios.html Comunicación para los medios de la Universidad de Valladolid es Universidad de Valladolid es Universidad de Valladolid Un estudio destaca los beneficios de los centros comerciales para las ciudades http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/2e25e905-96db-11e7-8167-d59857eb090a/ <p>Su autor, Juan Carlos Frechoso Remiro, profesor de la Facultad de Ciencias Empresariales y del Trabajo del Campus de Soria y cuya tesis fue dirigida por los profesores Pablo de Frutos Madrazo y Helena Villarejo Galende, explica que el objetivo de su trabajo era realizar un análisis de las consecuencias que ha tenido la instalación de grandes superficies tanto para los consumidores como para el sector del comercio. “Existía un tópico según el cual los centros comerciales destruían y precarizaban el empleo y hacían bajar los salarios, pero nos hemos encontrado con datos que indican lo contrario”, afirma. <br /> <br />Desde la década de 1980, cuando comienzan a construirse las primeras grandes superficies en la región, hasta 2014, el número de ocupados en el comercio minorista ha crecido, salvo cuando se ha topado con la crisis económica. Aunque se ha destruido tejido comercial tradicional, “la típica tienda familiar que no se ha adaptado a los tiempos”, otros tipo de pequeños comercios ha sabido modernizarse, asociándose en centros comerciales abiertos, convirtiéndose en franquicia u ofreciendo un aspecto más innovador.</p> <p>Los centros comerciales no precarizan el empleo, puesto que, entre sus trabajadores, no hay más trabajos temporales que en el pequeño comercio y sus salarios han crecido por encima de la inflación. En definitiva, “hay más gente trabajando en el sector y cobrando más”, resume el autor.</p> <p>Cambios en el urbanismo<br />Sin embargo, analizar la repercusión de este fenómeno va mucho más allá de los criterios económicos. Uno de los aspectos más curiosos es su capacidad para modificar el urbanismo de las ciudades. Por ejemplo, “en Valladolid, el Centro Comercial Vallsur favoreció que se extendiera la ciudad con zonas como Covaresa o Parque Alameda”.</p> <p>Tampoco la propia distribución de centros comerciales por la geografía española responde a criterios exclusivamente económicos. “Presumíamos que los principales factores eran la población y la riqueza, pero, a la hora de comparar lo que sucede en distintas comunidades autónomas, nos llevamos sorpresas. Por ejemplo, Cataluña debería ser la segunda autonomía con más centros comerciales debido a su población y su riqueza, pero ocupa el cuarto puesto y esto se debe a una cierta resistencia de la Generalitat a conceder licencias”, señala Juan Carlos Frechoso.</p> <p>Castilla y León ocupa el octavo puesto, aunque, dada la extensión, llama la atención la gran concentración que existe en Valladolid, donde existen algunas particularidades poco frecuentes, como la capacidad de atracción de clientes regionales que tiene RÍO Shopping.</p> <p>Establecimientos que salen favorecidos<br />Otro aspecto analizado en la tesis es la capacidad que tienen los centros comerciales de favorecer a determinados formatos comerciales. Entre ellos están las grandes superficies especializadas, como las de electrónica (Media Markt) o también las franquicias y outlets, dedicados a la venta de productos en stocks de temporadas anteriores de determinadas marcas.</p> <p>Sin embargo, “en todos los centros comerciales encontramos casi las mismas empresas”, mientras que se produce un fenómeno de concentración del comercio minorista, cuya variedad es cada vez menor. Ello redunda en que “el consumidor tiene menos alternativas, menos posibilidades de elegir”.</p> <p>Los datos con los que se ha llegado a estas conclusiones proceden de la Asociación Española de Centros y Parques Comerciales (AECC), la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex), el Observatorio de las Ocupaciones del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), páginas web de algunas empresas y el Instituto Nacional de Estadística (INE).</p> <p>Futuros estudios<br />En general, las conclusiones indican que los centros comerciales conllevan beneficios significativos para los municipios en los que se instalan, de manera que “parecería lógico que las autoridades no se opusieran a la apertura de nuevas superficies”, comenta el autor de la tesis. Sin embargo, matiza que su estudio se ha realizado de acuerdo con los datos reales. “No sabemos hasta qué punto las condiciones cambiarían si se abriesen centros por doquier”, señala.</p> <p>Siguiendo con esta línea de investigación, sucesivos estudios podrían abordar aspectos que se han quedado fuera de la tesis de Juan Carlos Frechoso, como, por ejemplo, la repercusión en los precios. “Hemos visto que, mientras en ropa o calzado los precios son más bajos que en el comercio tradicional, en alimentación son superiores”, apunta. Pero el análisis es complicado, sobre todo teniendo en cuenta la influencia de la crisis económica.</p> <p>También quedaba fuera de los objetivos de este trabajo el análisis de la influencia que tienen estos centros en los proveedores locales, aunque es de suponer que tienen pocas opciones, ya que predominan las grandes cadenas y las franquicias, que disponen de sus propios medios de distribución. Tan solo el sector de la alimentación, que demanda productos frescos, dejaría un hueco significativo para los productores locales, según estima el autor.</p> <p> </p> Mon, 11 Sep 2017 10:22:00 GMT http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/2e25e905-96db-11e7-8167-d59857eb090a/ 2017-09-11T10:22:00Z Una nueva metodología amplía el conocimiento sobre herramientas creadas hace 1,7 millones de años http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/20de1bb9-833d-11e7-9206-d59857eb090a/ <p>Hace 1,7 millones de años, en Olduvai existía un gran lago alimentado por ríos estacionales. Allí convivían tres especies de homínidos, Homo ergaster, Homo habilis y Paranthropus boisei. Solo la primera era capaz de fabricar herramientas achelenses, lo que les otorgó una mayor capacidad de adaptación a la sabana, al aprovechar mejor sus recursos con esta floreciente industria lítica. En el yacimiento de FLK West, localizado en el tramo bajo de unos de los principales cursos fluviales que desembocaba en el salobre lago, se han hallado decenas de objetos tallados por el Homo ergaster.</p> <p><br /><strong>Orígenes</strong><br />“Hasta ahora se sabía muy poco sobre los mecanismos tecno-económicos que habían desencadenado el origen del Achelense, entendido como la aparición de una panoplia de herramientas de piedra grandes y pesadas", explica Policarpo Sánchez, primer firmante del estudio. El equipo de investigación de la Universidad de Valladolid ha contribuido a ampliar el conocimiento de los procesos de fabricación y uso de las primeras herramientas achelenses. Se han estudiado 84 utensilios, un porcentaje significativo del total de los primeros útiles achelenses. Los arqueólogos únicamente han encontrado unos pocos centenares de grandes utensilios correspondientes a este momento germinal del Achelense hace 1,7 millones de ańos.La mayor parte de los restos arqueológicos encontrados en FLK West están depositados en la estación española Emiliano Aguirre, en Tanzania, aunque algunas pocas se han trasladado a la UVa para su restauración y posterior estudio. El equipo investigador se encuentra actualmente en una nueva campaña arqueológica en FLK West.<br />Esta publicación es el resultado de los trabajos arqueológicos que un equipo de investigadores del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la UVa, encabezado por el profesor Fernando Díez Martín, está llevando a cabo ininterrumpidamente desde 2012 en el yacimiento achelense de FLK West, en Olduvai (Tanzania). Estas labores de excavación e investigación se enmarcan dentro del proyecto I+D Los primeros humanos y su evolución del Olduvayense al Achelense: Un proyecto paleoantropológico en la garganta de Olduvai, Tanzania, coordinado por el profesor de la Universidad Complutense de Madrid Manuel Domínguez Rodrigo, y en el que participan otros centros nacionales (Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid, Instituto de Evolución en África y Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana) e internacionales (Universidad de Dar es Salaam, Tanzania; Universidad de Calgary, Canadá; Universidad de Carolina del Norte, Estados Unidos).</p> <p><strong>El uso y la forma</strong><br />De los 84 objetos estudiados, cuatro son bifaces, uno concretamente cumple todos los estándares clásicos. El bifaz es una piedra tallada con dos filos que convergen en un extremo apuntado. “Podemos afirmar que se trata de la herramienta más exigente a nivel técnico y formal”, explica Sánchez.<br />Junto a la descripción de los objetos líticos, el equipo investigador ha tratado de responder a la pregunta sobre cómo pudieron ser utilizadas estas herramientas y si su uso condicionó su forma o viceversa. El equipo científico ha divido los objetos en tres grandes grupos en función de cómo pudieron ser empleados: los que apoyan el filo sobre la materia a transformar, como los actuales cuchillos; los que dejan caer el filo para trocear por golpeó, como un hacha; y aquellos que emplean ambas acciones.</p> <p><strong>El Achelense</strong><br />El Achelense es el fenómeno tecnológico de más éxito adaptativo dentro de la evolución del ser humano, pues pervive en el registro arqueológico durante más de 1,5 millones de años, desde hace 1,7 millones de años a 200.000 años del tiempo actual. Se expande por África y Eurosasia, conforme los continentes son colonizados, y diferentes especies de homínidos lo desarrollan. El origen del Achelense alumbra la aparición de un comportamiento complejo, asociado a nuevas y avanzadas competencias cognitivas, comunicativas, sociales y económicas.<br />Las primeras evidencias de este trascendental cambio tecnológico, datadas hace 1,7 millones de años, han sido encontradas en tres yacimientos del Este de África: FLK West, en Olduvai (Tanzania), Kokiselei 4 (Kenia) y Konso Gardula A6-1 (Etiopia). De estos tres yacimientos, el tanzano ha proporcionado las evidencias más sólidas, abundantes y mejor contextualizadas que hacen de este yacimiento un lugar excepcional para conocer el origen del Achelense.</p> <p>Policarpo Sánchez Yustos, Fernando Díez Martín, Manuel Domínguez Rodrigo, Javier Duque, Cristina Fraile, Isabel Díaz, Sara de Francisco, Enrique Baquedano, Audax Mabulla, ‘The Origin of the Acheulean. Techno-functional Study of the FLK West Lithic Record (Olduvai, Tanzania)’, PLOS ONE (2017).</p> Thu, 17 Aug 2017 11:13:35 GMT http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/20de1bb9-833d-11e7-9206-d59857eb090a/ 2017-08-17T11:13:35Z Investigadores de la UVa demuestran que el topillo campesino contribuye al aumento de la tularemia en el medio agrario http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/e6dceb43-75ce-11e7-9206-d59857eb090a/ <p>En una investigación publicada en el último número de la revista Emerging Infectious Diseases, los investigadores describen el análisis de muestras de topillos de la provincia de Palencia tomadas entre 2013 y 2015, coincidiendo con una explosión demográfica del topillo campesino en Castilla y León. Utilizando muestras de tejidos (hígado y bazo de estos animales) y técnicas moleculares, han profundizado en la presencia de la bacteria Francisella tularensis y su relación con la densidad poblacional de estos roedores.</p> <p>Los resultados indican que la prevalencia media de la bacteria en el topillo campesino durante esos años fue del 20.16%, e, incluso, del 33% durante un pico poblacional que tuvo lugar en julio de 2014.</p> <p>De forma general, la enfermedad en personas comienza con síntomas inespecíficos, mayoritariamente tipo gripal, que varían en función de la vía de transmisión y la mayoría de los casos curan con el tratamiento antibiótico adecuado.</p> <p>“Las personas se pueden infectar por diferentes vías, como son la inhalación de aerosoles y material vegetal o tierra infectada, el contacto con animales muertos, por ingestión de agua contaminada, así como la picadura de vectores de transmisión como garrapatas y mosquitos”, explica la investigadora pre-doctoral de la UVa Ruth Rodríguez-Pastor.</p> <p><strong>Brotes en Castilla y León</strong></p> <p>Dos grandes brotes de tularemia han sacudido Castilla y León en los últimos años: uno entre 1997 y 1998, y el segundo entre 2007 y 2008. En total fueron más de mil las personas afectadas por la enfermedad, notificadas de manera oficial. “El primer brote fue principalmente atribuido a la manipulación de liebres de caza, mientras que el segundo a un aumento de la abundancia del topillo campesino”, señala Rodríguez-Pastor.</p> <p>Posteriormente, en 2014, volvieron a aumentar los casos de tularemia en humanos, con 95 pacientes confirmados, en un momento en que se registró de nuevo un aumento “significativo” de la población de topillo.</p> <p>Según los autores, esta investigación pone de manifiesto que el topillo campesino tiene un papel clave en la transmisión y en la amplificación de la bacteria en los medios agrarios de Castilla y León, donde esta especie de roedor está ampliamente distribuida. La amplificación del patógeno en el medio se produce principalmente durante las plagas, cuando se alcanzan densidades de hasta 1.000 topillos por hectárea, de los cuales un tercio puede ser portador de Francisella tularensis.</p> <p>“Por tanto, es importante llevar a cabo un seguimiento de las poblaciones de topillo campesino para prevenir los brotes de tularemia, tratando de reducir la exposición de las personas a dicha enfermedad”, agrega la investigadora.</p> <p>Además de investigadores de iuFOR y Universidad de Valladolid, en el trabajo han participado científicos del CSIC (IREC), del Instituto de Salud Carlos III (Madrid), y de la Facultad de Medicina de la Universidad de Castilla-la-Mancha.</p> <p> </p> <p>- Ruth Rodríguez-Pastor, Raquel Escudero, Dolors Vidal, François Mougeot, Beatriz Arroyo, Xavier Lambin, Ave Maria Vila-Coro, Isabel Rodríguez-Moreno, Pedro Anda y Juan J. Luque-Larena. Density-Dependent Prevalence of Francisella tularensis in Fluctuating Vole Populations, Northwestern Spain. Emerging Infectious Diseases. DOI: https://doi.org/10.3201/eid2308.161194</p> Mon, 31 Jul 2017 09:01:47 GMT http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/e6dceb43-75ce-11e7-9206-d59857eb090a/ 2017-07-31T09:01:47Z Reducir la contaminación puede perjudicar a un país a corto plazo http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/b04da538-71e4-11e7-ab22-d59857eb090a/ <p>La investigación, publicada en la revista científica European Journal of Operational Research en colaboración con la Universidad de McGill de Canadá, está basada en los métodos matemáticos que se conocen como “optimización dinámica”, en particular, en la teoría de juegos dinámicos, que el grupo de la investigadora Guiomar Martín Herrán está aplicando a problemas medioambientales.</p> <p>Estos “juegos dinámicos” tienen tres características que se ajustan al problema de la contaminación transfronteriza. La primera de ellas es la interdependencia estratégica, es decir, que la acción de un agente económico influye en el bienestar de otros; por ejemplo, el vertido de una empresa a un río tiene consecuencias para terceros. La segunda es la influencia del paso del tiempo, ya que los problemas medioambientales son intrínsecamente dinámicos y pueden aparecer o verse modificados con los años, siendo el tiempo un elemento clave en las interacciones entre los agentes o la credibilidad de las políticas de regulación medioambiental. Finalmente, la tercera es el comportamiento estratégico de los agentes decisores en la toma de decisiones a largo plazo, un aspecto que permite dividir a los agentes entre “miopes” (los que no tienen visión de futuro) y “no miopes” (los que sí la tienen).</p> <p>En este caso, cada agente es un país que debe maximizar el bienestar de sus ciudadanos jugando con dos aspectos. Por una parte, cuantos más produce, más aumenta dicho bienestar. Por otra, la producción implica emisiones contaminantes, que se acumulan en un stock de contaminación y ésta, a su vez, reduce el bienestar. Son dos fuerzas que se contrarrestan y, por lo tanto, es necesario buscar un equilibrio para conseguir el objetivo, el mayor beneficio posible para los habitantes de un país.</p> <p>Los países miopes son los que se centran en los resultados a corto plazo y, por lo tanto, producen todo lo que pueden sin pensar en las consecuencias que la contaminación traerá para el futuro. Los no miopes sacrifican la producción para lograr un mayor bienestar a largo plazo a pesar de que en un primer momento pierden bienestar al producir menos bienes.</p> <p>En apariencia, es de suponer que el bienestar total será mayor cuantos menos países miopes haya, pero en este trabajo “demostramos matemáticamente que no siempre es así, que esto sólo se cumple a largo plazo, porque en un primer momento cuando un país miope pasa a ser no miope y, por lo tanto, reduce sus emisiones, el resto las incrementa”, explicó la investigadora en el momento de la publicación.</p> <p>“El que deja de ser miope sale perdiendo a corto plazo y los demás se aprovechan”, resumió la matemática. Este planteamiento teórico encaja muy bien para explicar lo que sucede en la realidad en el caso del comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero. Hay empresas que contaminan por debajo de los límites establecidos, pero le pueden vender derechos de emisión a las que contaminan en exceso, de manera que el resultado global no varía por el hecho de una compañía reduzca sus emisiones.</p> <p>Sin embargo, los investigadores advierten de que su modelo no está basado en la realidad, sino en un planteamiento teórico que puede servir de base para analizar estas cuestiones. “Es una herramienta matemática que conlleva realizar simplificaciones” y no tener en cuenta, por ejemplo, que la tecnología de algunos países avanzados puede permitir producir lo mismo o más contaminando menos que otros.</p> <p><strong>Mecanismos de compensación</strong></p> <p>Obviando este hecho, el estudio sugiere que es necesario establecer mecanismos de compensación para los países que dejan de ser miopes, lo cual está relacionado con la posición de muchos estados en vías de desarrollo, que reclaman su derecho a incorporarse al mundo industrializado aunque sea a costa de contaminar, ya que anteriormente y durante décadas lo hicieron los países del primer mundo.</p> <p>Del mismo modo, la investigación también deja entrever que es imprescindible contar con medidas coercitivas que impongan una reducción de la contaminación. “Es necesario establecer una regulación que esté por encima de los países y sea de obligado cumplimiento”, señaló Guiomar Martín Herrán.</p> <p>Sin incentivos ni obligaciones, los acuerdos de reducción de emisiones podrían estar condenados al fracaso, como ocurrió en gran parte con el Protocolo de Kyoto. El pacto global de la cumbre de París contra el cambio climático, celebrada a finales de 2015, podría llevar el mismo camino: “A pesar de que un gran número de países se hayan comprometido a controlar sus emisiones de efecto invernadero, lo cual es un paso importante, queda mucho por hacer para limitar los impactos negativos que el cambio climático tiene en nuestras sociedades”.</p> <p>El IMUVa pretende seguir con esta línea de investigación incorporando nuevas variables a este análisis, empezando por la posición geográfica de los países. Este elemento es clave, especialmente en casos como el de un vertido en un río que afecta directamente a un país vecino por el que continúa el cauce o la contaminación marina que sólo perjudica a quien tiene costa; pero también las emisiones de gases contaminantes pueden afectar de forma muy distinta en función de la dirección habitual de los vientos, por ejemplo. Estudiar la cuestión con este nuevo enfoque supondrá trabajar con otro tipo de formulaciones mucho más complejas.</p> <p>En cualquier caso, en el problema de la contaminación transfronteriza y en otros muchos las matemáticas sirven de base para buscar soluciones, aunque el resultado no tenga una aplicación inmediata. “Nuestro modelo es teórico, pero sirve para tomar decisiones políticas”, afirmó Guiomar Martín Herrán, “aunque nuestra ciencia es básica, también es necesaria para la transferencia de conocimiento y la mejora del bienestar”.</p> Wed, 26 Jul 2017 09:27:48 GMT http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/b04da538-71e4-11e7-ab22-d59857eb090a/ 2017-07-26T09:27:48Z La Universidad de Valladolid ofrece doce contratos para investigadores post doctorales dentro del programa europeo Marie Curie http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/9b556f19-6c6a-11e7-86d5-d59857eb090a/ <p>En esta convocatoria, la CE ha destinado 248,70 millones de euros para este tipo de becas individuales que financian la contratación de personal y los gastos de investigación de los proyectos que se vayan a llevar a cabo.</p> <p>Entre las doce manifestaciones de interés de la UVa, destacan en número las destinadas a las áreas de ciencias químicas e ingenierías, si bien también las hay enfocadas a las ciencias sociales, las humanidades, la física y el medio ambiente.</p> <p>Actualmente, la Universidad de Valladolid cuenta con dos proyectos MSCA-IF, “BREADforALL", que investiga la mejora de la calidad de las harinas sin gluten en la industria alimentaria dirigido por la profesora Felicidad Ronda Balbás junto con la becada Joanna Harasym (Polonia). Y el proyecto “CH4BIOVAL", que estudia la valorización de las emisiones de metano para la producción de biocombustibles y compuesto químicos, dirigido por el investigador Raúl Muñoz y el becado Sergio Bordel (exalumno de la UVa).</p> <p>El objetivo de las MSCA-IF es fomentar la movilidad intersectorial e internacional, ofrecer servicios de formación de alto nivel relacionado con la innovación, así como grandes oportunidades de compartir conocimientos en sectores académicos y no académicos.</p> <p>Esste programa garantiza condiciones atractivas de empleo y de trabajo para investigadores. Por ello, los proyectos deben promover la igualdad de género y oportunidades para contrarrestar las posibles barreras. Los beneficiarios de estas acciones, a su vez, deberán realizar actividades de divulgación para reducir la brecha entre la ciencia y la sociedad y con ello sensibilizar sobre el impacto de su trabajo en la vida diaria.</p> <p>Las ofertas de las becas individuales MSCA-IF estarán disponibles en los portales Horizonte2020 (http://eshorizonte2020.es/expressions-of-interests?SearchText=&amp;province=49&amp;research_area=0&amp;AddButton=Search) y EURAXESS (https://euraxess.ec.europa.eu/jobs/hosting/search/country) hasta el próximo 14 de septiembre.</p> Wed, 19 Jul 2017 10:11:18 GMT http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/9b556f19-6c6a-11e7-86d5-d59857eb090a/ 2017-07-19T10:11:18Z La UVa, en el grupo internacional que publica el primer atlas especializado en el bonobo http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/60ae97a7-6abc-11e7-86d5-d59857eb090a/ <p>La UVa forma parte de este equipo internacional en el que participan otras cinco universidades de Estados Unidos, Bélgica y Alemania, ya que cuenta con una amplia experiencia en la disección y estudio de primates.</p> <p>De hecho, en este Laboratorio de la UVa se han gestado publicaciones especializadas sobre el gorila, el chimpancé, el orangután o el gibón, algunas únicas en el mundo, gracias a la donación de ejemplares que fallecen en diversos zoos de España, con los que la Universidad ha suscrito convenios. Anualmente, el Laboratorio organiza jornadas de disección a las que acuden investigadores de diversos países, principalmente Estados Unidos.</p> <p>En el caso del bonobo, según explica el responsable del Laboratorio de Anatomía Comparada y del Museo de Anatomía de la UVa, Juan Francisco Pastor, “no es una especie presente en los zoos españoles aunque a nivel europeo hay varios centros en Bélgica, Francia y Alemania que los tienen”.</p> <p>En concreto, los profesores Pastor y Félix de Paz participaron en el análisis de tres ejemplares adultos, cuatro infantiles y dos fetos de bonobo donados por el parque zoológico de Amberes (Bélgica), tras ser invitados a unas Jornadas de Disección Anatómica en esta ciudad el pasado año. De estas jornadas intensivas, que se prolongaron a lo largo de diez días, salieron varios artículos científicos y una publicación especializada en la especie con una parte de descripción donde se detallan los músculos y huesos de los animales (aspectos como su situación, pesos y medidas) y una parte de atlas donde se exponen las disecciones practicadas.</p> <p><strong>Una especie muy particular</strong><br />Los bonobos son una de las dos especies que componen el género de los chimpancés, junto con el chimpancé común (‘Pan troglodytes’). Ambas son especies cercanas, ya que se separaron hace apenas un millón de años. Sin embargo, sus comportamientos sociales son muy diferentes: mientras que el chimpancé tiene un comportamiento más agresivo y un fuerte componente territorial, el bonobo tiene un carácter pacífico y presenta un alto nivel de actividad sexual. El sexo cumple un rol fundamental en su sociedad, ya que ejerce funciones de unión social, resolución de conflictos y reducción del nivel de estrés. Externamente también son diferentes, el bonobo es más pequeño, grácil y estilizado, y es capaz de caminar erguido durante periodos de tiempo más prolongados.</p> <p>Bonobos y chimpancés están separados por el río Congo, en África, una falta de contacto que explica su diferente evolución. Ambos también se encuentran fuertemente amenazados. En el caso de los bonobos, sus territorios, situados en la margen izquierda del río, están muy aislados. Se estima que su número se ha reducido a la mitad durante los últimos 20 años y los conflictos humanos, la caza ilegal o la destrucción de la selva ponen en grave peligro su supervivencia.</p> Mon, 17 Jul 2017 06:51:36 GMT http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/60ae97a7-6abc-11e7-86d5-d59857eb090a/ 2017-07-17T06:51:36Z La UVa descifra el funcionamiento interno de los pinares de repoblación http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/33c01d1a-66ed-11e7-86d5-d59857eb090a/ <p>El pino carrasco y el pino silvestre —dos especies de sobra conocidas en nuestro país— tienen en común que fueron ampliamente utilizadas desde mediados del siglo XX para repoblar, respectivamente, antiguos encinares y robledales que, después de ser deforestados para uso agrícola o aprovechamiento de leñas, sufrían serios problemas de erosión. Hoy en día, estos pinares están ampliamente asentados y a punto de alcanzar la madurez, por ello es indispensable conocer con profundidad qué relación hay entre los factores del medio y su crecimiento, de manera que sea posible proponer una gestión sostenible para los años venideros.</p> <p><strong>El secreto está en el suelo</strong><br />“Hemos detectado que los parámetros bioquímicos del suelo son factores determinantes de la productividad forestal porque afectan a la actividad de las bacterias y hongos encargados de la descomposición de la materia orgánica”, comenta la doctora Teresa de los Bueis que ha conseguido con su investigación dar una respuesta sólida a cómo funcionan estos ecosistemas.<br />Según los resultados de su tesis el agua es el factor limitante para la actividad descomponedora en las plantaciones de pino carrasco, sin embargo en las zonas de pino silvestre no es el agua, sino la elevada acidez del suelo la que actúa como limitante de estos procesos.</p> <p><br /><strong>El manejo silvícola: una posible solución</strong><br />“Los clareos que conllevan alteración de la densidad de estas plantaciones tienen un impacto sobre el ciclo de nutrientes en el suelo”, asegura la investigadora; y es que en el caso del pino carrasco el simple hecho de “abrir” el bosque facilitaría la incorporación del agua de lluvia al suelo, mejorando así las condiciones para la descomposición de la materia orgánica. En el caso del pino silvestre la acidez del suelo podría corregirse con la incorporación paulatina de robles</p> Wed, 12 Jul 2017 10:31:01 GMT http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/33c01d1a-66ed-11e7-86d5-d59857eb090a/ 2017-07-12T10:31:01Z Cinco proyectos empresariales son premiados en los centros YUZZ Palencia y YUZZ Valladolid http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/50147af5-5fdd-11e7-86d5-d59857eb090a/ <p>El jurado ha seleccionado el proyecto de Elena Narro como el mejor del centro YUZZ Palencia. Slides es una tabla de cortar para personas con movilidad reducida compuesto por dos sujeciones idénticas que se montan sobre la guía de la tabla y que, por medio de un armazón interno, se acopla a recipientes, botes, latas y comida. El resultado es un producto dinámico, adaptable y funcional con un diseño atractivo.<br />Por su parte, el jurado ha elegido el proyecto de Alberto Romero como el mejor del centro YUZZ Valladolid. Cathycel es una biorefinería para valorizar residuos de la industria azucarera, una idea que ofrece un valor añadido al uso de la biomasa. En concreto propone la revalorización de pulpa de remolacha para la obtención de sorbitol, un producto imprescindible en la industria alimentaria, cosmética y farmacéutica. Cathycel tiene tres grandes ventajas: es un proceso verde, reduce los tiempos de producción y por lo tanto de costes y, por último, obtiene sorbitol de elevada pureza.<br />Estos y el resto de proyectos empresariales seleccionados para la edición que acaba de finalizar han recibido formación, asesoramiento y mentoring para el desarrollo de sus modelos de negocio.</p> <p><strong>Premios YUZZ Mujer y YUZZ Innovación Tecnología Disruptiva</strong></p> <p>Además, la propia Elena Narro ha resultado finalista del Premio YUZZ Mujer por el centro YUZZ Palencia y Beatriz Ramis por el centro YUZZ Valladolid por SNA, un dispositivo pequeño portable e indoloro diseñado para controlar la contracción de los músculos de la caja torácica que actúa como un pulmón artificial. Ambas finalistas de este premio, patrocinado por la Fundación EY, se medirán al resto de finalistas de esta categoría que tendrá un único ganador de 20.000 euros.</p> <p>Por su parte, los finalistas en la categoría YUZZ Innovación Tecnología Disruptiva, impulsado por INDRA, son: Selvidrón de Rodrigo Cabezudo, por el centro YUZZ Palencia, basado en un diseño propio de drones para la toma de medidas de hidrotopografía y de un sistema de interpretación de datos obtenidos de las zonas fluviales. <br />Por su parte, Sweet Green de Gianluca Gallina es el finalista de esta categoría por el centro YUZZ Valladolid, un proyecto que tiene como objetivo la introducción en el mercado del xilitol, un producto de igual sabor que el azúcar pero más saludable. Sweet Green-xilitol se fabricaría con una nueva tecnología basada en el empleo de recursos naturales siendo el resultado un producto más ecológico y económico respecto a los edulcorantes del mercado. <br />El premiado de las 52 sedes en esta categoría recibirá 3.000 euros más apoyo y asesoramiento de los profesionales de Indraventures.</p> <p><strong>Oportunidades en Silicon Valley</strong><br />El objetivo del viaje a Silicon Valley que Santander YUZZ ofrece a los ganadores de cada uno de los 52 centros de todo el país es inspirar y potenciar a los jóvenes emprendedores para acelerar el desarrollo de sus startups, brindándoles conexiones para la internacionalización de sus proyectos y la búsqueda de financiación.<br />El viaje de una semana a Silicon Valley incluye visitas a empresas como Google, LinkedIn o Facebook y conferencias en prestigiosas universidades como Berkeley o Standford. Los 52 YUZZers ganadores también visitarán el Spain Tech Center (STC) -impulsado por Banco Santander, ICEX y Red.es-, cuya meta es facilitar la implantación de PYMES de base tecnológica española en uno de los entornos más dinámicos y competitivos del mundo.<br />Tras el viaje, los 52 jóvenes asistirán a la final nacional de los premios Santander YUZZ 2017 que se celebra en la Ciudad Grupo Santander de Boadilla del Monte. Un jurado integrado por representantes de Banco Santander, CISE y entidades colaboradoras seleccionarán a los tres mejores emprendedores, que recibirán 30.000, 20.000 y 10.000 euros para acelerar sus proyectos.<br />Santander YUZZ promueve el talento joven, el espíritu emprendedor y el impulso de ideas innovadoras. En sus siete ediciones anteriores se han creado más de 500 empresas y se han potenciado los proyectos de más de 3.500 emprendedores. </p> Mon, 03 Jul 2017 10:49:32 GMT http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/50147af5-5fdd-11e7-86d5-d59857eb090a/ 2017-07-03T10:49:32Z Un proyecto europeo desarrolla nuevos hidrogeles para aplicaciones biomédicas http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/686b6ffe-609e-11e7-86d5-d59857eb090a/ <p>Los hidrogeles son materiales con alto contenido en agua y formados por entramados moleculares que dejan huecos que pueden ser rellenados por agua. Esto le confiere unas propiedades de gran elasticidad y resistencia, siendo especialmente adecuados para algunos usos, como el biomédico. <br />“Nuestra tarea consiste en desarrollar nuevos materiales para formar estos hidrogeles, es decir, la parte que no es agua, que debe ser funcional y tener unas propiedades determinadas para que pueda interactuar con células o fármacos, por ejemplo”, explica José Carlos Rodríguez Cabello, director del grupo Bioforge. De hecho, el sector biomédico es el campo con mayores aplicaciones, puesto que de algún modo “todos los tejidos biológicos son similares a los hidrogeles”, asegura. <br />En este sentido, el proyecto europeo Biogel trabaja sobre conceptos básicos para entender mejor sus propiedades físicas, químicas y biológicas, es decir, sobre cómo funcionan molecularmente. Sobre estos conocimientos, servirá también para fabricar nuevos hidrogeles en áreas donde existen problemas aún no resueltos tecnológicamente. Para ello, “intentamos comprender cómo funcionan los hidrogeles biológicos en las células y fuera de ellas”. <br />Se trata de “buscar inspiración” en los tejidos biológicos y aplicar esos conocimientos para desarrollar nuevos hidrogeles sintéticos en áreas como la ingeniería de tejidos o medicina regenerativa, para la dosificación de fármacos y otras aplicaciones relacionadas con la nanomedicina, es decir, la medicina a muy pequeña escala.</p> <p>Jóvenes investigadores<br />Aparte de la labor investigadora, el proyecto tiene un importante componente formativo, ya que se incluye dentro de las acciones Marie Skłodowska-Curie Innovative Training Networks (ITN-ETN) de la Comisión Europea, cuyo objetivo principal es la formación de jóvenes científicos que van a realizar su tesis doctoral en campos estratégicos del conocimiento. <br />Con un presupuesto global de más de 3,5 millones de euros, de los que la UVa recibe casi 250.000, la idea es aprovechar las sinergias de grupos de investigación muy potentes que se unen para formar el consorcio internacional. De esta forma, los futuros doctores pueden moverse por varios laboratorios y obtener una formación multidisciplinar. En este caso, se contratan 14 jóvenes investigadores que se reparten entre los socios del proyecto –al menos seis de ellos pasarán por Valladolid- y realizan reuniones periódicas entre sí para compartir sus avances.<br />“Nuestros estudiantes están continuamente viajando y, en este caso, aparte de la dimensión europea del proyecto, también tienen la posibilidad de realizar estancias en Estados Unidos y Japón”, destaca José Carlos Rodríguez Cabello.</p> <p>Aplicaciones prácticas<br />El proyecto arrancó hace poco más de un año y tiene prevista una duración de cuatro, de manera que se prolongará hasta finales de 2018. Dentro del consorcio se incluyen empresas, como la vallisoletana Technical Proteins Nanobiotechnology, ya que uno de los objetivos es que la investigación no pierda de vista la transferencia de resultados, de manera que el trabajo se vea reflejado en aplicaciones prácticas para el mercado.<br />En el campo de las terapias celulares, es decir, los tratamientos que utilizan las células como agente terapéutico, los hidrogeles pueden servir para “ayudar a las células a encontrarse”. Un ejemplo puede ser la regeneración de tejidos cardiacos, cartílagos, nervios o vasos sanguíneos. “La terapia celular siempre requiere un hidrogel, con una actividad biológica controlada y mínimamente invasivo”, apunta el experto, ya que la labor de este elemento es servir de vehículo “para que las células lleguen donde deben y no se vayan”.</p> <p>Mimetización con el entorno<br />Para ello, los hidrogeles se tienen que mimetizar con su entorno y una estrategia para conseguirlo es que estén formados por proteínas sintéticas. Tras estudiar cómo funcionan los tejidos biológicos, los investigadores se proponen realizar “versiones simplificadas de las proteínas naturales” que puedan tener justo las propiedades que se buscan. <br />En eso consistirán los materiales avanzados que formarán los nuevos hidrogeles en desarrollo y que serán producidos por técnicas biotecnológicas. “Pensamos en una composición y tratamos de fabricar el ADN sintético que produciría ese compuesto en un ser vivo”, apunta el coordinador del grupo Bioforge. “Es una manera de tener materiales sofisticados a un coste reducido y en un tiempo récord”, agrega.<br />Aunque en la actualidad ya existen diversos hidrogeles destinados a aplicaciones biomédicas, generalmente están constituidos por componentes muy básicos, más orientados, por ejemplo, al transporte de fármacos, y que fallan en aplicaciones más avanzadas como las que se propone este proyecto europeo.</p> Tue, 04 Jul 2017 09:51:52 GMT http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/686b6ffe-609e-11e7-86d5-d59857eb090a/ 2017-07-04T09:51:52Z Una escala evalúa la adaptabilidad de los universitarios españoles a la carrera formativa y laboral http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/0145d8c9-5d79-11e7-86d5-d59857eb090a/ <p>Este trabajo, publicado por Journal of Vocational Behavior, trata de validar al idioma español una escala de habilidades de adaptación a la carrera –entendida ésta como trayectoria formativa y laboral- conocida como CAAS (Career Adapt-Abilities Scale). “Era una laguna que existía en el mercado, ya que la escala está traducida a todos los idiomas más importantes del mundo y faltaba el nuestro, con casi 500 millones de hablantes”, señala Enrique Merino, profesor de la Facultad de Educación de Segovia.</p> <p>El creador de la escala, Mark Savickas, explica que la adaptabilidad a la carrera es la disposición para hacer frente a las tareas predecibles en el rol laboral y manejar con éxito los ajustes impredecibles derivados de los cambios en el trabajo. “Esta habilidad es de una gran trascendencia para que las personas hagan una transición favorable hacia el mercado laboral, puedan medrar en él y adaptarse a los cambios”, afirma el investigador de la UVa. Además, dentro de la psicología, se enmarca en una nueva corriente que imprime un carácter muy activo al papel que las personas ejercen en el diseño de su propia carrera y de su vida, en un sentido más amplio.</p> <p>La escala consta de cuatro dimensiones: implicación, control, curiosidad y confianza. La primera dimensión, implicación, tiene que ver con el grado en que una persona está involucrada en la preparación de su futuro. Control es una dimensión relacionada con la autorregulación y la responsabilidad en la toma de decisiones. La dimensión curiosidad hace referencia al grado en que una persona explora el ambiente que le rodea y busca información pertinente. Por último, la confianza tiene que ver con el grado de certidumbre que una persona muestra al resolver problemas y superar los obstáculos que aparecen en su camino.<br /> <br />Todo ello se plasma en un sencillo cuestionario de sólo 24 ítems que se valoran de 1 (mínimo) a 5 (máximo) y al que han respondido principalmente alumnos de la UVa y de Universidad Rovira i Virgili, pero también de otras universidades españolas.</p> <p>La nueva escala en español ha confirmado su validez para medir los factores que pretende. Además, el estudio propone un modelo en el que, por un lado, la adaptabilidad a la carrera ejerce un papel mediador entre la autorregulación y la construcción de la carrera; y por otro lado, la adaptabilidad a la carrera media entre la autorregulación y el compromiso académico. Es decir, “los alumnos universitarios con mayor autorregulación tienen un mayor compromiso académico, pero siempre y cuando presenten una mayor capacidad de adaptación en relación a las demandas de su planificación de la carrera”.</p> <p>Desde el punto de vista científico, este resultado se apoya en una metodología de ecuaciones estructurales que permite analizar de forma fiable relaciones entre variables. Además, el estudio aporta una importante innovación, proponer un modelo de cuatro pasos que consiste en una cadena con la secuencia de las siguientes variables: autorregulación, adaptabilidad a la carrera, construcción de la carrera y compromiso académico.</p> <p><strong>Nuevas pautas para la orientación profesional</strong><br />“Estos resultados sugieren nuevas pautas de actuación en el campo de la orientación para ayudar a los estudiantes a preparar su futuro profesional”, comenta Enrique Merino. El estudio explica cómo la autorregulación influye en el compromiso académico de los estudiantes de universidad a través de la adaptación a la carrera. A modo de conclusión, “podemos decir que mediante intervenciones que faciliten la adaptación a la carrera se pueden mejorar tanto el modo en que los estudiantes construyen su carrera profesional como el compromiso académico, lo cual conllevaría posiblemente una reducción de la tasa de abandono, algo que a su vez implica un ahorro económico y personal tanto para el sistema educativo como para los propios estudiantes”, destaca.</p> <p>“La fuga de cerebros que está teniendo lugar en estos momentos es un ejemplo de que las cosas podrían hacerse mejor en el campo de la orientación profesional”, aunque “por supuesto, hay que tener en cuenta que la infraestructura de nuestro mercado de trabajo tampoco se lo pone precisamente fácil a los jóvenes”.</p> <p><strong>Próximos pasos</strong><br />Tras la publicación de este artículo, los investigadores siguen trabajando en la misma línea. Como novedad, están incorporando a sus análisis el concepto de inteligencia emocional, que hace referencia al manejo de las emociones propias y ajenas para el crecimiento personal. En este caso, la inteligencia emocional parece estar relacionada tanto con la adaptación a la carrera como con el compromiso académico. “La inteligencia emocional hace que los estudiantes muestren un mayor compromiso académico, precisamente, a través de sus habilidades de adaptación a la carrera”, tal y como explicarán en próximas publicaciones. </p> Fri, 30 Jun 2017 09:46:35 GMT http://comunicacion.uva.es/export/sites/comunicacion/0145d8c9-5d79-11e7-86d5-d59857eb090a/ 2017-06-30T09:46:35Z